Archivos para agosto, 2013

It’s so Physical!

Publicado: 4 agosto, 2013 en Uncategorized

Visual Management

Me considero un ‘Anti-Tools’.

Supongo que llevo al extremo el primer valor del manifestó ágil: “Personas y sus interacciones sobre procesos y herramientas”, supongo que es debido a que siempre, en algún momento de mis proyectos, he acabado prestando más atención a la herramienta y a las métricas que me proporcionaba en vez de centrarme en lo verdaderamente importante: El producto y el equipo (Joserra me diría que no lo separara ; )

Algunos dirían que fuese lo que fuese verdaderamente importante seguro que la herramienta era capaz de medirlo y trackearlo. Otros me dirán que no usar un Jira y tener que ensuciar una pared de la oficina con papelitos para conocer el estado de un proyecto es absurdo a la vez que anacrónico.

Bueno, sea como sea, mi consejo siempre será empezar visualizando el proceso actual con el mínimo coste posible y con la máxima transparencia y ahí es donde me proclamo #muyfan de post-its, Eddings, tizas y paredes en blanco.

Uno de mis mentores ágiles me dijo hace tiempo: “Si realmente quieres favorecer la mejora en tu organización, descuelga estos absurdos cuadros con mensajes sobre la Visión y Misión de la compañía y aprovecha las paredes para que radien la verdadera información relevante. Y desde entonces, esa recomendación de hacer paredes usables es mi máxima.

Cuando hayas evidenciado tu proceso de trabajo y tu flujo real de entrega de valor (lo cual os aseguro, por absurdo que parezca, que no es para nada trivial y que no lo vais a poder aflorar a la primera) y una vez lo hayais trabajado y tuneado para sacarle gran parte de las mejoras que requería y permitía dicho proceso entonces sí, si lo seguís viendo oportuno, pasad ese proceso a una herramienta electrónica.

Es evidente que una herramienta ayudará en mucho a ciertos equipos, sobretodo si estos trabajan de forma distribuida, para lograr mantener de forma centralizada toda la información del proyecto que los une, entre otros beneficios…

Pero cuando estamos trabajando en un equipo co-ubicado, para mí no hay mejor artefacto que un radiador de información físico, a poder ser de 2 x 3 metros (por decir algo) colocado, evidentemente, muy cerca del equipo que lo mantiene actualizado pero a la vez también cerca de la zona de Dirección y Managers ya que ellos son quienes “deberán perder el culo” (perdón) para resolver cualquier impedimento que aflore el equipo, y que mejor manera que ver una tarjetita roja en la puerta de su despacho.

Claro! Gastemos papelitos de colores y cortemos arboles en lugar de enviar un correo electrónico con copia al gerente. Menuda chorrada, dirán algunos.

Pues yo os diría que tal chorrada es una cosa como la otra. Si realmente el equipo tiene un impedimento alguien del equipo, y no importará quien, deberá asegurarse de hacer explícito el problema y asegurarse de que aquel que pueda resolverlo se dé por informado y se ponga las pilas. Es decir, si el gerente está en su despacho allí que nos iremos para poner en práctica la comunicación cara a cara que, por lo que sé, resulta ser bastante efectiva ; )

La importancia para mí no está en los paneles que ocupan paredes enteras, ni el los post-its de colores que la adornan, ni en los diagramas que nos indican que avanzamos a un ritmo algo más lento del que esperábamos.

La importancia para mí es que todos estos elementos hacen que la información esté presente permanentemente, tanto la buena como la mala. Los bloqueos y cuellos de botella están ahí, doliendo a la vista y al alma del equipo y la organización, esperando a que alguien tome cartas en el asunto.

Estos artefactos, aparte de radiadores de información, son generadores de conversaciones importantes y aceleradores de decisiones.

Siempre podremos adornar, o enriquecer, nuestro tablero con más datos y métricas: WIPs, Lead Times, Fire Lanes, etc… pero lo verdaderamente importante, como ya me dijo mi mentor, es que: “La pasta está en el DONE”.

Toda la organización deberá estar focalizada en ese objetivo. Una tarea en curso está al 0% de avance. Una funcionalidad al 98% no es nada. La entrega de valor llega con el 100% y es allí donde el equipo saca pecho y mueve la tarea, la historia, o el proyecto hasta el “DONE”. $$$

P.S: Para aquellos más experimentados os habréis dado cuenta que la imagen que he usado para encabezar este post ha sido copiada de la del espléndido blog de Xavier Quesada, referente en la materia del Visual Management. No encontré mejor imagen para reforzar visualmente estas lineas.

Mucha suerte ahí fuera, y no dejéis de visualizar donde estáis y conversar sobre adonde pretendéis llegar.

Anuncios